Joven dejó hoja de vida escrita a mano pues no tenía dinero y ahora le llueve trabajo

, CURIOSIDADES

La historia del joven desempleado conmueve a miles en redes sociales. “Lo que pasa es que no tengo ni para imprimir”, dijo al escribir la solicitud.

 
 
 
 
Por: Redacción Digital BLU Radio

 
La historia de un joven que el pasado viernes llegó en la tarde a un establecimiento comercial y preguntó si estaban recibiendo personas, se convirtió en viral y su hoja de vida le dio la vuelta al mundo por un detalle impredecible: no tenía dinero ni para imprimirla y debió hacerla a mano. 
 
La historia, que tuvo lugar en la ciudad argentina de Córdoba, fue compartida por el usuario Eugenia López en Facebook, quien administra un negocio en una zona comercial. 
 
“Hola, ¿cómo estás? Te molesto un segundo para hacerte una consulta, ¿están tomando gente? Porque yo estoy buscando trabajo”, le dijo el joven desempleado protagonista de la historia. 
Según la descripción de López, era un joven muy amable y educado. 
 
“Por el momento no, pero podés dejarme tu hoja de vida si quieres”, le contestó el comerciante. 
 
Sin embargo, en ese momento, el joven se apenó y debió confesarle: “Lo qué pasa es que no tengo ni para imprimir”. 
 
“No te preocupes, toma asiento en esa mesa que están mis cosas y escríbelo, te doy una hoja”, añadió el empresario. 
 
“¡No!”, dijo el joven. 
 
“Yo traje un cuadernito y lapicera, gracias”, agregó el desempleado antes de ponerse a escribirlo de su puño y letra. 
 
El joven ofreció sus servicios como “lava copas, mozo, asesor comercial y albañil”. 
 

Miguel Angel Garrosa@Garrosa
 

Carlos Duarte tiene 21 años, es de Córdoba (Argentina). No tiene dinero para imprimir un CV, pero su suerte ha cambiado.

 
 

 

El resultado es impresionante, no solo por su bonita caligrafía sino especialmente por su actitud. 
 
“Le puse carita Feliz para cuando necesitemos gente”, dijo el internauta al compartir la emotiva. 
 
La historia se convirtió en viral y ya son decenas las propuestas de trabajo que le han dejado al joven a través de redes sociales y el contacto telefónico que dejó. 
 
Para muchos, la historia es la prueba de que cuando se quiere se puede. 
 
“Qué importa que no tenía para imprimir si lo que lo que quiere y lo que necesita es trabajar”, reflexionó Eugenia López.

Deja un comentario